jueves, 6 de marzo de 2014

¿Está cambiando el mundo literario?


¿Es posible? En realidad todo de este mundo cambia, ¿por qué no lo va a hacer el mundo literario?

Es cierto que está llegando un momento dónde parece que nadie sabe muy bien cuál es el camino más apropiado para que un escritor conecte con el lector. Las editoriales, las agencias, la co-edición, la autoedición, las grandes plataformas del ciberespacio.

Un escritor novel te escribe y te cuenta que ha logrado que una editorial apueste por su trabajo. Otros te dicen que llevan años intentándolo y no es posible. Un nuevo escritor te cuenta que las agencias le ayudaron, que sin ellos hubiese sido imposible. Otros te dicen que las agencias no le hacen caso. Otros que consiguieron que una agencia les hiciese caso, después de tanto mendigar una oportunidad, firmaron un contrato con ellos, han pasado los años y no han hecho nada por él. Lo más mínimo. Nada que no pudieran haber hecho ellos mismos. También llega quien te cuenta que su agencia de toda la vida, ya no lo quiere.

Surge la idea de la co-edición o la auto publicación. Algún escritor lo ha logrado por ese canal. La inmensa mayoría solo han realizado un esfuerzo enorme para acabar desistiendo. Entonces surge la idea de Internet, de las grandes plataformas que permiten publicar cualquier cosa. Existen muchos escritores que no les fue nada bien. Escuchas muchas voces que les funciona bien. Otras incluso han conseguido llamar la atención del mundo literario por este canal y agentes y editores les persiguen. ¡Qué paradoja!

Lo lógico es buscar puntos de referencias, patrones que te puedan ayudar, pero ante tal caos de información, te sientes desorientado. Yo también. Lo reconozco. La criba es enorme y despiadada. La mayoría, desalentados, abandonan. Nadie está a salvo de esto. El mundo literario tradicional, su forma de discriminar autores, su silencio, es muy cruel. No te ofrecen la información necesaria para saber cuál es el problema de tus obras. No sabes si es su contenido, su calidad, su ritmo, tu curriculum, no lo sabes. La mayoría de escritores noveles piensan que no le dan oportunidad porque no tienen un nombre. Lo que más me duele es escuchar a los escritores que acaban creyendo que es porque sus obras no valen nada. Tampoco ellos como narradores. Ni su sueño.

En definitiva, no lo sabemos. Sin embargo, lo que me dice mi lógica es que hay que intentarlo. Muchos juegan a la lotería y nunca les toca. ¿Por qué siguen jugando si sus posibilidades son tan pequeñas? En el mundo literario el azar no es tan determinante. Hay factores que se pueden conocer, trabajar y avanzar. Otros escapan de nuestras manos. Sin embargo, ninguna editorial, ningún agente, tiene la infalible capacidad de asegurar al 100% que tu obra no vale la pena publicarla. Ese poder lo tiene la gente. El lector. Claro que no podemos creernos que somos los mejores, que nuestras obras son impecables. Eso es engañarse. Mejorarla nos ayuda a tener más posibilidades. Pero tampoco podemos decir que nuestras obras no valen nada. Eso cierra todas nuestras posibilidades. Y si escribir y llegar a ver tu libro publicado es tu sueño, entonces lo estás destruyendo.

Hay que intentarlo. Puedes trazar un camino para llegar. Necesitarás grandes dosis de valor, fuerza y paciencia. Ayuda si es posible. Pero al final, si tu interés es saber si tu obra merece la pena ser leída, hasta que la obra no llegue al lector, cualquier opinión que te formes de tu obra en el difícil proceso de publicarla, no es válida. Todos sabemos cuántas grandes obras de la historia fueron rechazadas por agentes y editores; luego admiradas por los lectores. Debemos intentarlo sin generar expectativas desmesuradas y sin olvidar que debemos trabajar nuestras obras para que un día puedan ser amadas.

2 comentarios:

  1. Muy acertado Hermes: todo lo que mencionas es cruel, sobretodo el no saber dónde está el fallo, pero la creación por sí misma tiene recompensa por ejemplo, el plasmar tu percepción más profunda y sincera sin pensar en otra cosa. La obra escrita sobrevive al autor, y el mensaje puede prender en generaciones futuras, las editoriales son negocios y no se arriesgan cuando no están seguras de sacar provecho, siempre ha sido así.
    Feliz escritura.
    http://nelygarcia.wordpress.com

    ResponderEliminar
  2. Graxias x todo d corazón. Ers una persona increible. Nunca olvidaré tu inestimable ayuda.

    ResponderEliminar